(CNN Español) — El director venezolano Gustavo Dudamel será el nuevo director musical de la Ópera de París, según se anunció este viernes.

La Ópera de París y su director general Alexander Neef dijeron estar «complacidos» por la llegada de Dudamel, quien se integrará a la Ópera a partir del 1 de agosto de 2021 y estará allí durante seis temporadas.

Neef, que dijo estar «muy feliz» por la llegada de Dudamel, dijo que el venezolano es «uno de los directores más talentosos y prestigiosos del mundo».

«Su dirección musical me convenció al igual que su público», agregó Neef. «A través de nuestros numerosos intercambios, me di cuenta de cuánto podía compartir y transmitir al mayor número posible de personas su amor por el arte lírico».

Dudamel, a su llegada al Palais Garnier de París. Empezará su temporada de director musical el 1 de agosto de 2021. (STEPHANE DE SAKUTIN/AFP via Getty Images)

Dudamel anunció con «tremenda emoción» la noticia en redes sociales: «¡Hoy siento una tremenda emoción y un profundísimo honor al anunciar que me integraré a @operadeparis como su nuevo Director Musical!⁣⁣».

publicidad

En un comunicado, Dudamel resaltó el «nivel excepcional de los músicos» y los artistas en general de la Ópera y dijo que espera que con su energía pueda «crear momentos musicales excepcionales para nuestros público, y hacer que la Ópera de París esté cada vez más conectada con el alma de la ciudad y el país que la rodea».

El venezolano dijo que seguirá su colaboración con la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles y como director artístico de Orquesta Sinfónica Simón Bolívar.

La trayectoria artística de Gustavo Dudamel

Gustavo Dudamel nació en 1981 en Barquisimeto, Venezuela. Su carrera musical empezó cuando él era muy joven. A los 11 años, en una clase de karate descubrió que lo que quería era hacer música, y entonces empezó su viaje por el mundo de la música, según relató a Christian Amapour de CNN.

A los 18 años fue nombrado como director musical de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela.

El primer instrumento que tocó fue el violín. Fue parte del Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, estudió en el Conservatorio Jacinto Lara de su natal Barquisimeto y profundizó sus estudios de violín en la Academia Latinoamericana de Violín en Caracas.

Dudamel fue parte del programa El Sistema, fundado en 1975 por iniciativa del maestro José Antonio Abreu, que impulsaba el desarrollo social a través de la música.

«No puedo verme, ahora mismo, como un individuo conduciendo aunque parezca algo muy individual», le dijo Dudamel a Amanpou, «porque estás en el podium y parece que fueras el jefe. Pero no, yo creí con mis músicos, mis amigos, tocando música, divirtiéndonos con esto». Así explica su conexión con la Orquesta y recuerda sus primeros días en El Sistema.

Para Dudamel, la música clásica es un método para darles a todospero sobre todo a los niños, a la belleza 

«Tiene que ser parte de su vida como algo tan normal como comer o ir a la escuela o respirar. Entonces cuando vas a la orquesta tienes que tener la oportunidad de estar con otros niños creando belleza, tener acceso a la belleza», dijo.

En 2004, fue el ganador del primer Concurso de Dirección Orquestal Gustav Mahler iniciado por la Sinfónica de Bamberger, con los que su carrera despegó internacionalmente. Años más tarde, en tres 2007 y 2012, fue nombrado director musical de la Orquesta Sinfónica de Gotemburgo.

Dudamel, dice la Ópera de París, «siempre se ha apoyado en la creencia de que la música tiene el poder de transformar vidas, inspirar y cambiar el mundo». Es por eso que «con su presencia en el escenario y su conexión con la educación artística «ha presentado la música clásica ante un público nuevo en el mundo entero y ha contribuido a que poblaciones desfavorecidas tengan acceso al arte».

Para Dudamel, la música clásica es un método para darles a todos, pero sobre todo a los niños, a la belleza.

«La música clásica es un arte muy elitista», dijo Dudamel a Amanpour. «Pero lo que el Maestro Abreu pensaba era que esto tenía que ser parte de la evolución de un niño. Tiene que ser parte de su vida como algo tan normal como comer o ir a la escuela o respirar. Entonces cuando vas a la orquesta tienes que tener la oportunidad de estar con otros niños creando belleza, tener acceso a la belleza.

En esta foto aparece Gustavo Dudamel dirige la Sinfonía No. 5 de Ludwig van Beethoven con la Orquesta Nacional Juvenil Simón Bolívar de Venezuela, durante un ensayo previo al concierto en el Walt Disney Concert Hall de Los Ángeles, California, 02 de noviembre de 2007. (Crédito: GABRIEL BOUYS / AFP a través de Getty Images)

Y la ópera, dice él, ha sido fundamental en su vida.

«Durante mi juventud, solía sentarme durante horas a los pies de mi Maestro José Antonio Abreu y de mis ídolos en Milán, Berlín y Viena, hasta hacer de esta forma artística un elemento integral de nuestra programación en Los Ángeles – y estoy sumamente feliz de haber encontrado en París mi hogar espiritual para la ópera», dijo en su página web hablando sobre su llegada a París.

El venezolano ha estado en los principales escenarios internacionales como la Filarmónica de Los Ángeles, donde es director desde 2009; también es director de la Youth Orchestra Los Ángeles.

En 2017, Dudamel fue el director invitado al tradicional concierto de Año Nuevo en la famosa Sala Dorada del Musikverein de Viena, un concierto que se sintoniza en más de 90 países y tiene una audiencia estimada de 50 millones de personas. En ese entonces tenía 35 años y fue en el maestro más joven en conducir este concierto, uno de los más esperados y con mayor audiencia del Año Nuevo.

En 2021 ganó el premio Grammy en la categoría «mejor interpretación orquestal» por su trabajo en el álbum «Ives: Complete Symphonies» junto a la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles. Este es el tercer Grammy para el director venezolano.

Política de Venezuela

Durante años, Dudamel fue blanco de críticas por supuestamente apoyar al gobierno de Venezuela y, durante algún tiempo, mantenerse callado ante la crisis política y social de su país. Sin embargo, en 2017 cambió el panorama cuando públicamente hizo un llamado a detener la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente que impulsaba el cuestionado presidente Nicolás Maduro.

Dudamel escribió dos cartas en los diarios The New York Times y El País de España pidiendo «defender los valores democráticos fundamentales, evitando así que la sangre de nuestros compatriotas continúe siendo derramada».

«Esta no es la respuesta. Todos los ciudadanos venezolanos tienen el deber de hacer lo que puedan para cambiar la situación actual, de defender nuestros valores democráticos y prevenir más derramamiento de sangre», afirmó Dudamel en el diario estadounidense.

Ese año, a través de sus redes sociales, pidió a los líderes políticos «encontrar las vías necesarias para solucionar la crisis en Venezuela».

Nicolás Maduro habló de Dudamel luego de la publicación de esa carta, dándole la «bienvenida» al mundo de la política y llamándolo «incomprendido».

“Le envío mi saludo a Gustavo Dudamel aunque no nos comprende, se ha vuelto un incomprendido como dice la canción de Ismael Rivero, de Maelo, ‘soy el incomprendido Gustavo Dudamel’”, dijo Maduro en ese entonces. «Te metiste a político, no importa. Bienvenido a la política, Gustavo Dudamel, pero actúa con ética. No te dejes engañar y no ataques a quien ha sido el artífice de la expansión de este movimiento hermoso”.

En la entrevista con Amanpour en 2018, Dudamel dijo que dio sus opiniones como ciudadano, no como político.

«Tenía el derecho de decir lo que pensaba, no siendo un político. Les hablé a los políticos, sí, pero no siendo un político. Y no quería meterme en una pelea. Yo solo estaba dando mi opinión y, sabes, tenía la libertad de hacerlo», explicó.

«Y dije lo pensaba y creo que la situación es insostenible pero creo también que la clave principal para salir de esa situación es unir a las personas. Ese es mi objetivo: si me preguntas qué haría yo para hacer algo, para ayudar, tenemos que construir puentes, porque la gente sigue construyendo fronteras entre nosotros. Todo el tiempo», le dijo a Christiane Amanpour en 2018.

En 2019, en un momento agudo de la crisis en el país, y cuando se esperaba recibir ayuda humanitaria internacional en la frontera, Dudamel instó a que esta fuera recibida: «¿Por qué no aceptarla? Hay que abrir las puertas para que la ayuda humanitaria llegue imperiosamente a los venezolanos».

«Salvar vidas y aliviar el sufrimiento de una población debe ser prioridad», agregó.

Y en un escenario internacional, como la entrega de los Oscar en 2019, Dudamel alzó su voz contra lo que llamó «dictadura» en Venezuela, cuando le preguntaron sobre la situación del  país.

«Una dictadura, una tiranía es aquella quien se apodera de la voz del pueblo, de la mayoría. La mayoría de mi país reclama un cambio, una transformación», dijo en la entrega 91 de los Premios de la Academia, donde dirigió el segmento «In Memoriam» con la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles. Es la parte de la ceremonia donde se recuerda a las personas del mundo del espectáculo que fallecieron el año que pasó.

Un nuevo capítulo en París

Tras años de una exitosa carrera, con Dudamel presentándose en la Ópera de Nueva York y en el Liceu de Barcelona, se espera que la llegada del venezolano infunda «su convicción de que la cultura debe ser accesible a todos», como dijo Neef, el director de la Ópera de París, sobre la llegada del venezolano a una de las óperas más importantes del mundo.

«Su reconocida inversión en proyectos artísticos y educativos, su convicción de que la cultura debe ser accesible a todos, nos infundirá nueva vida y nos apoyará en nuestra misión», puntualizó Neef.

 

Lo leiste en @Radio80sa.com

Abrir chat
Comunicate con nosotros!
Hola, en que podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: