Cazabat Puedo ubicar a la Carnicera de Carniceros de la lrica como metfora del pas y parte de su historia
Cazabat: «Puedo ubicar a la Carnicería de «Carniceros de la lírica» como metáfora del país y parte de su historia.»

La Compañía teatral Periplo festeja 27 años de trayectoria con la puesta de «Carniceros de la lírica», obra del poeta y músico Alberto Muñoz que, con dirección de Diego Cazabat, estrenó y se puede ver en el Teatro del Pueblo los viernes a las 20.

La obra, que originalmente iba a ser montada en 2020 en coincidencia con los 25 años de la compañía debió postergar su estreno a 2022, para un trabajo que juega en distintos registros, incluyendo el grotesco, la apelación poética y la disyuntiva existencial.

«El texto nos resultó atrayente porque plantea una situación con una trama muy reconocible y concreta que se desborda de ‘lo cotidiano’ enhebrando otros conflictos aparentemente inmateriales, pero que son los que atraviesan los cuerpos y sustentan el comportamiento de los personajes», destacó Cazabat a Télam sobre el interés que le despertó el escrito de Muñoz y que llevan a escena Hugo De Bernardi, Andrea Ojeda y Manuel Longueira.

«En nuestro devenir productivo a lo largo de ya 27 años cada espectáculo puede verse como un terreno conquistado que, al mismo tiempo, genera nuevos interrogantes estéticos, desafíos y necesidades»Diego Cazabat

«Lo sugestivo es que -agregó-, en un universo definido y organizado como es el de una carnicería, se abren y encuentran lugar preguntas existenciales o metafísicas. La de Alberto Muñoz es una obra con una alta significación poética, disparadora de imágenes potentes y con una estructura abierta. Un texto/territorio que nos propuso una ‘lectura’ y una intensa tarea creativa tanto desde el trabajo de la dirección, el de la actuación, el de la realización escenográfica y el diseño sonoro.

Result muy importante crear un espaciocarnicera bien materializado dice Cazabal
«Resultó muy importante crear un espacio-carnicería bien materializado», dice Cazabal.

Télam: En tono poético, la obra utiliza ciertas cuestiones del absurdo y del grotesco, ¿cómo emparentó estos lenguajes y cómo influyeron sobre el trabajo de la puesta con las actrices y actores?
Diego Cazabat: Por un lado, resultó muy importante crear un espacio-carnicería bien materializado. Con milanesas que puedan ser cortadas, con carne que salga de la picadora, con una media res que cuelga, chorizos, vacíos, pollos y demás. En este lugar muy concreto y con una rutina detallada como la que lleva adelante esta pareja de carniceros, es donde aparecen deseos y preguntas que chocan con esa realidad o la empiezan a fracturar.

Entonces, estar con un cuchillo frente a unas milanesas, es una cosa muy distinta a estar con ese mismo cuchillo frente a una pregunta que no encuentra respuesta. O hablar del vacío es referirse simplemente a un «corte de carne», pero también puede ser una real problemática que se va despertando y nos atraviesa. Hablar de la carne en nuestro país es también hablar de una disputa histórica, de los que tienen y de los que no tienen. .

Luego, en el trabajo con los actores y la actriz, fuimos buscando un comportamiento con cuerpos que puedan reaccionar singularmente y desencajarse frente a estos conflictos. Relaciones y una «lógica» donde las palabras terminen siendo una resultante de la situación que protagonizan y donde las resoluciones que buscan para los conflictos que los desbordan terminan siendo tragicómicas o absurdas porque, en definitiva, no resuelven nada.

Fue necesario articular un trabajo actoral, corrido del realismo, con componentes del grotesco y el absurdo que permitiera sostener las situaciones planteadas y desarrolle «un sentido del humor» que las atraviese y nos permita escuchar y ver aquello doloroso que se presenta.

Fue necesario articular un trabajo actoral corrido del realismo con componentes del grotesco y el absurdo
«Fue necesario articular un trabajo actoral, corrido del realismo, con componentes del grotesco y el absurdo»

T: ¿En qué punto cree que está la actualidad de la obra?
DC: Puedo ubicar a la Carnicería de «Carniceros de la lírica» como metáfora del país y parte de su historia. También como espejo de un sistema que en su frenética búsqueda de lo que se define como «lo productivo» terminamos sometidxs, ahogando preguntas que no encuentran lugar. El deseo que no se desarrolla porque hay que seguir con lo heredado y sus mandatos.

T:¿Cómo entronca la historia de la Compañía que cumple 27 años y cuál es la línea de ella con Carniceros de la lírica?
DC: En nuestro devenir productivo a lo largo de ya 27 años cada espectáculo puede verse como un terreno conquistado que, al mismo tiempo, genera nuevos interrogantes estéticos, desafíos y necesidades. La obra nos la trajo Alberto Muñoz para que la leamos y eventualmente la montemos. Coincidió que en Periplo ya veníamos conversando hace tiempo de invitar a otrxs artistas a trabajar con nosotrxs. Teníamos necesidad de sumar otrxs cuerpos, otras voces y armar un equipo de trabajo que se vincule con nuestra dinámica de producción y elaboración.

Lo leíste en #Radio80sa.com

Abrir chat
Comunicate con nosotros!
Hola, en que podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: