Basada en la historia real de los hermanos Flenory, dos prominentes mafiosos de la ciudad de Detroit.

Basada en la historia real de los hermanos Flenory, dos prominentes mafiosos de la ciudad de Detroit.

La serie criminal y de drama familiar «BMF», producida por el reconocido rapero estadounidense 50 Cent y basada en la historia real de los hermanos Flenory, dos prominentes mafiosos de la ciudad de Detroit de fines de la década del 80 que buscan «crear una nueva versión del ‘sueño americano'», estrenará su primer episodio este domingo a través de la plataforma de streaming Starzplay.

Así describió el centro del conflicto de esta trama el actor Russell Hornsby, quien en diálogo exclusivo con Télam agregó que se trata de una producción que propone «un alto nivel de veracidad y de entereza» para abordar el caso de la conocida como «Black Mafia Family» desde «una lente afroamericana».

Es que a lo largo de sus ocho episodios, la narrativa no solo sigue el crecimiento de la banda fundada por Demetrius «Big Meech» (Demetrius Flenory Jr.) y Terry «Southwest T» Flenory (Da’Vinchi), dedicada al tráfico de cocaína y al lavado de dinero a través de la industria del hip-hop, sino que retrata el escenario familiar y las contradicciones generacionales nacidas en la comunidad afroestadounidense en una época de grandes cambios políticos y sociales tanto en Estados Unidos como en el mundo.

Producida por las compañías Lionsgate Television y G-Unit, fundada por Curtis «50 Cent» Jackson, «BMF» se traslada a los peligrosos y empobrecidos barrios del suroeste de Detroit, donde el futuro dúo de mafiosos atravesó su infancia junto a sus padres, Lucille (Michole Briana White) y Charles (Hornsby).

La serie criminal y de drama familiar producida por el rapero 50 Cent se estrena este domingo via streaming.

La serie criminal y de drama familiar producida por el rapero 50 Cent se estrena este domingo via streaming.

Las experiencias en la casa familiar, con un padre trabajador y muy creyente que lucha por llevar comida a la mesa y choca constantemente con la mirada entonces moderna de sus hijos, es el eje que -con una perspectiva dramática y por momentos íntima- le aporta nuevas dimensiones a una historia que durante décadas se redujo en el imaginario social a la extravagancia e impunidad públicas de los hermanos.

Así, la serie retrata el fuerte y leal vínculo fraternal construido por los líderes de la afamada banda delictiva, que fue tanto el motivo de su impresionante expansión en el marco de un capitalismo renovado que echó por tierra el tradicional «sueño americano» como de su desmoronamiento final.

El elenco de la tira, que podrá verse de manera semanal en la plataforma, se completa con la participación de Ajiona Alexus («Por 13 razones»), Eric Kofi-Abrefa («Jack Ryan»), Myles Truitt («Black Lightning»), Tyshon Freeman («The Gifted»), Sydney Mitchell («First Wives Club») y Steve Harris («The practice»), con la aparición especial del rapero Snoop Dogg.

De cara a su lanzamiento en Starzplay, Hornsby, también intérprete de exitosas series como «The Affair» e «In Treatment», conversó con esta agencia sobre la producción y la propuesta con la que llega a la poblada vidriera del streaming.

[embedded content]

Se estrena vía streaming «BMF», la nueva serie criminal producida por el rapero 50 Cent

– Télam: ¿Qué fue lo que más te atrajo de este proyecto?
– Russell Hornsby: Honestamente el guion de por sí, está tan bien escrito y realmente es un drama familiar, está muy influenciada la historia por ese elemento. También me pareció muy interesante el personaje que interpreto, por lo que representa, cuán honesto y real es. Para mí, como actor, trato de traer un cierto nivel de verosímil e integridad a mis papeles, no importa si se trata de un personaje bueno, malo, viejo o joven. Siempre quiero imbuirles cierto sentido de verdad, incluso en mundos de fantasía, y este proyecto me permitió hacerlo en todo sentido.

– T: ¿Cuál dirías que es el sentimiento que encarna tu personaje en la trama?
– RH: Creo que Charles llena ese espacio vacío sobre qué significaba en esa época ser afroamericano, lo que era ser un hombre honorable para su esposa, su familia y su Dios. Él representa el honor que ya en ese momento pertenecía al pasado, porque no se da cuenta de que la idea de «sueño americano» con la que él creció, había fallado y se había desvanecido. Y lo que sus hijos buscan es crear una nueva versión de ese sueño, porque la vieja no funcionó, así que son polos totalmente opuestos.

– T: ¿Qué pensás que aporta la serie en términos de representación afroamericana dentro de la enorme oferta de contenidos que existen en este momento?
– RH:. Lo que podemos hacer ahora, que antes no estaba necesariamente presente, es sumarle tridimensionalidad a esos mundos, no endulzarlos, no ponerles un barniz, sino decir la verdad y hacer ver el dolor y la tensión tanto como las cosas buenas. Todo eso pasa en la vida real, y me parece que en ese sentido esta serie puede ser atractiva para las audiencias de alrededor del mundo porque están teniendo la oportunidad como nunca antes de ver a personas de color a través de una lente más real y honesta. No nos muestra solamente como cantantes o bailarines sino como seres humanos, porque siempre fuimos los creadores de una gran porción de entretenimiento cultural para los demás, pero estos contenidos permiten explorar todo el dolor que tuvimos que atravesar para llevar esa cultura al resto.

– T: ¿Cómo esperás que las audiencias reciban la serie?
– RH: Creo que todos los elementos para relacionarse e identificarse con la trama están ahí, tanto para entretenerse como para reír, lloran o sentir algo. Lo que me parece importante es que las audiencias se lleven lo que pongan ellas de sí mismas en esto, me parece que si alguien está dispuesto a tener la mente y el corazón abiertos, va a recibir todo eso que está en la serie. Durante los últimos meses mis expectativas fueron cambiando mucho, cuando vi por primera vez la serie me gustó mucho, pero ahora sé que a otras personas también, y aunque no puedo decir que me sorprenda, sí es muy conmovedor, porque uno lo da todo de sí mismo y espera que la gente lo pueda recibir. «BMF» es más que un drama criminal, encapsula toda una época, un mundo al que nosotros realmente necesitamos prestarle atención y ser sensibles a eso, para que las audiencias puedan entenderse mejor a sí mismas a través de la mirada que propone.

Las experiencias en la casa familiar, con un padre trabajador y muy creyente que lucha por llevar comida a la mesa y choca constantemente con la mirada entonces moderna de sus hijos.

Las experiencias en la casa familiar, con un padre trabajador y muy creyente que lucha por llevar comida a la mesa y choca constantemente con la mirada entonces moderna de sus hijos.

Lo leíste en #Radio80sa.com

Abrir chat
Comunicate con nosotros!
Hola, en que podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: