El grupo rockero catalán Love of Lesbian, que en marzo dio el primer concierto con público sin distanciamiento y luego lanzó su décimo álbum de estudio «Viaje épico hacia la nada», expresó a través de su cantante Santi Balmes que las nuevas canciones «son un camino desde la desesperación y el autoconfinamiento a la apertura y a la esperanza«.

«Teníamos la necesidad de echar sentido del humor a todo lo que estaba que llega un momento que es desquiciante», reflexionó el vocalista, guitarrista y tecladista Balmes durante una entrevista con Télam.

La agrupación indie rock se formó en 1997 y completa su alineación actual con Jordi Roig (guitarra y teclados), Oriol Bonet (batería y programación), Julián Saldarriaga (guitarra y voz) Dani Ferrer (teclados) y Ricky Falkner (bajo).

[embedded content]

Love of Lesbian «Los Irrompibles»

En este 2021 el sexteto protagonizó una aventura inédita en el mundo pandémico cuando el 27 de marzo realizó un concierto en el Palau Sant Jordi con público con mascarillas pero sin distanciamiento que llegó a convertirse en una prueba piloto para los científicos.

Al recital asistieron 4.592 personas y solamente seis dieron positivo por coronavirus en los 14 días posteriores al show, pero se detalló que en al menos cuatro de estos seis casos, el contagio se produjo fuera del espectáculo.

El estudio, llevado a cabo por la Fundació Lluita contra la Sida i les Malalties Infeccioses i l’Hospital Universitari Germans Trias i Pujol, señaló como balance de aquella experiencia que no hubo «ningún impacto en la transmisión de la Covid-19 durante el concierto».

«Sí, el sur es un concepto que también está tratado como una especie de metáfora de lo que podría ser el sexo femenino, aunque de todas maneras viene motivado por una película mágica de Víctor Erice que se llamaba El Sur»

Santi Balmes

En el mismo contexto y con idéntico impulso, Love of Lesbian publicó «Viaje épico hacia la nada» y continúa en los escenarios ya que, por ejemplo, inaugurará el espacio «Septiembre en el Generalife» en el granadino Patronato de la Alhambra.

Télam: ¿A qué obedeció la inclusión de un tema político como «Catalunya Bondage» en el último disco?

Santi Balmes: Tiene que ver con una situación política, la que hemos estado viviendo en nuestro país durante unos cuantos años. Es un clima muy estresante, un clima que te provoca estar todo el rato a la defensiva, cuando en realidad lo único que se trataría sería de tener respeto por las identidades diferentes. La letra era mucho más salvaje, pero de repente llegó la pandemia y tuve que hacerle un quiebre e incluirla dentro de un proceso pandémico y al final hacemos una reivindicación de hacer las paces a través de tener sexo entre todos, porque quizás estas cosas se arreglarán así antes que con políticos vociferantes y buscando el golpe de efecto todo el rato e intoxicando el ambiente de una manera exagerada.

T: Otra de las canciones del álbum se titula «Crisálida», que también da nombre a un clásico del icónico rockero argentino Luis Alberto Spinetta ¿Conocen a Spinetta o a su canción?

SB: La historia de nuestra «Crisálida» remite a una sensación que tienes en la vida de autoaislamiento, de no acabar de fluir como persona, de no acabar de encontrar tu yo más espontáneo y la necesidad tal vez es por incomprensión o porque eres demasiado sensible y te afecta demasiado lo que está sucediendo en el exterior y tienes la tendencia de encerrarte en tu propia «Crisálida».

Dani Ferrer: No somos grandes conocedores del legado de Spinetta, pero sí somos unos admiradores de su producción y sabíamos de sus inquietudes. Con el tiempo vamos aprendiendo, creo que de Argentina ha llegado una producción abrumadora de artistas y música. Aquí en España Soda Stereo era un grupo casi desconocido y para alguien que le gusta la música tiene que escuchar toda esa producción. Spinetta me da la sensación de ser un Frank Zappa argentino, intentando llevar los márgenes de la creatividad y la música a un lugar desconocido.

T: ¿Cómo se dio que sumaran a Enrique Bunbury para la canción «El sur»?

DF: Nos encontramos a un Enrique muy predispuesto a colaborar con nosotros. Habíamos tenido encuentros, nos habíamos buscado, nos habíamos encontrado, nos habíamos demostrado admiración mutua. En México habíamos coincidido por última vez, su banda y él estaban en gira haciendo Auditorio Nacional, creo que hicieron dos Auditorios y nos invitaron a verlos y luego nosotros también teníamos un Auditorio Nacional. Hablábamos de proyectos y de ideas, queríamos tocar juntos en algún escenario y al final esta canción que teníamos entre manos Santi y yo fue cristalizando la idea de que o venía a cantarla o no iba a salir en el disco. Cuando le pasamos el demo estuvo muy predispuesto y puso de su buena voluntad incluso en hacer el videoclip, casi ni tuvimos que pedírselo. En época complicada para hacer un videoclip mandamos un equipo a Los Ángeles y grabó su parte.

T: ¿La canción obedece a la fascinación de ustedes y de él por Latinoamérica?

SB: Sí, el sur es un concepto que también está tratado como una especie de metáfora de lo que podría ser el sexo femenino, aunque de todas maneras viene motivado por una película mágica de Víctor Erice que se llamaba «El Sur». El sur siempre implica una emoción, pasión, cada parte tiene su sur y cada uno tiene su respectivo sur. Y para nosotros el sur significa también un guiño a Latinoamérica, está clarísimo porque es un sitio que nos gusta pasar un tiempo al año y cada vez se ve más reflejado en los discos donde vamos volcando colores y texturas que eran impensables para nosotros antes pero poco a poco por ósmosis te van llegando.

Lo leíste en #Radio80sa.com

Abrir chat
Comunicate con nosotros!
Hola, en que podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: