Andrea Merenzon, directora de Radio Nacional Clásica.

Andrea Merenzon, directora de Radio Nacional Clásica.

La Revista Nacional Clásica, publicación digital gratuita mensual que incluye un disco de artistas locales, es para la directora de Radio Nacional Clásica, Andrea Merenzon, «una manera de resguardar nuestro patrimonio cultural y agregar nuevas producciones, nuevas voces y nuevos desafíos para los intérpretes».

«Apuntamos a promover la evolución de nuevos lenguajes quitándole el peso de la necesidad de recuperar la inversión a través de la venta o edición sostenida por algún subsidio estatal, así que los artistas tienen una libertad de creación que solo hemos condicionado pidiendo que pensaran en que la música grabada pudiera ser escuchada por gente de diferentes sectores socioculturales», señala Merenzon durante una entrevista con Télam.

La fagotista y gestora cultural que desde enero de 2020 comanda la emisora pública dedicada a la música clásica, en FM 96.7, lanzó la publicación digital en mayo pasado y allí se incluyó un álbum de la percusionista Marina Calzado Linage, luego fue el turno del pianista y director de orquesta Gerardo Gardelin y la nómina hasta ahora se completó con el flautista Jorge De la Vega.

Merenzon subraya que «cada artista considera esta impronta y hasta ahora han aportado materiales que hacen de la colección una alternativa de gran calidad y accesible a todo público»: «Personalmente he elegido con ellos el material y supervisado las grabaciones siguiendo siempre ese concepto», añade.

En relación al formato, al que las personas interesadas pueden acceder suscribiéndose en www.radionacional.com.ar/nacional-clasica o por mail a: [email protected], la artista y funcionaria indica: «Los recursos para producir una colección de música de patrimonio son también importantes y aprovechamos el formato digital para hacer posible una distribución masiva, gratuita y más económica».

«La evolución de los formatos y el auge de lo digital nos impulsó a tomar la decisión aun sin tener claro si podríamos cubrir los gastos», abundó.

– Télam: Estos registros van más allá de lo que comúnmente se entiende por música clásica o académica. ¿La idea fue mostrar un cruce que incluyera también lo popular?

– Andrea Merenzon: Para contestar esta pregunta deberíamos definir primero qué es música clásica o académica y qué es popular. Si entendemos que la «9na sinfonía» de Beethoven es académica pero popular o también «La 5ta», al menos su primer movimiento, o decir que Piazzolla es académico, o Marconi, Mederos o Franzetti… Nuestro objetivo es hacer cada vez más popular a algunos académicos y más académicos a algunos populares. Bienvenidos los cruces que nos llevaron a un Guastavino, a un Saluzzi, a Ginastera o Giraldi, por citar apenas a algunos.

– T: ¿De qué modo se hizo la selección de artistas?

– AM: En principio los artistas elegidos fueron con la intuición de que responderían a la convocatoria con materiales que fueran de calidad y accesibles. Quise que la primera producción fuera de una mujer y de un instrumento no tradicional, porque sentí que debía ser coherente con los lineamientos de programación y de lo que vinimos a aportar en materia de diversidad. Así como hemos incluido programas conducidos y dedicados a las mujeres, una mujer merecía en esta oportunidad ser la cara visible en tapa y además una mujer percusionista, uno de los instrumentos menos habituales en convocatorias de este tipo. Por lo demás, todos los convocados tienen trayectoria indiscutida y una vida comprometida con la producción nacional.

– T: ¿Cómo recibieron las músicas y músicos esta iniciativa?

– AM: Para los entusiastas que nos hemos pasado las vidas grabando, esta colección es como agua en un desierto. Se estaba haciendo muy difícil, fijate que permitió editar a la Sinfónica de Santa Fe con una obra de Gardelin. El disco de Jorge de la Vega estaba guardado en un cajón. Cuando lo llamé me preguntó qué podría grabar y le recordé ese material que me había gustado. Finalmente todos felices. De no haber existido esta colección probablemente el cajón seguiría albergando en silencio tantos sonidos empujando por salir.

– T: ¿Y cómo sigue la nómina de lanzamientos para 2021?

– AM: Ya tenemos en proceso un disco dedicado al violinista Rubén González (1939-2018) que ha sido una personalidad internacional, en sus últimos años dedicó su tiempo a la composición junto con un grupo de varios de colegas y amigos.

Luego vendrá Gabriel Senanes, otro músico valiosísimo, una enciclopedia, médico, periodista, compositor y docente. Conoce los dos mundos, el académico y el popular, y ha generado también un nuevo lenguaje.

Otro disco dedicado a la canción mendocina a cargo de Verónica Cangemi y Gustavo Grobocopatel con cuarteto de cuerdas, en la línea de promover a los artistas de todo el país. Esta producción que se estará grabando prontamente además de ser muy hermosa es una clara manifestación de nuestro criterio federal.

En previsión también un disco con la obra de Esteban Benzecry para armónica y orquesta que me parece muy original y además incluye a este excepcional armoniquista que a todas vistas tiene una producción súper amplia que es Franco Luciani.

Lo leíste en #Radio80sa.com

Abrir chat
Comunicate con nosotros!
Hola, en que podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: