Rita Terranova Babel es un espectculo especialmente gil y dinmico Foto Julin Alvarez
Rita Terranova: «Babel es un espectáculo especialmente ágil y dinámico». (Foto: Julián Alvarez)

La reconocida actriz y directora Rita Terranova debuta como autora con «Babel Cocina», una obra ambientada en la Buenos Aires de 1888, que la intérprete escribió junto a Patricia Suárez y dirigirá desde el sábado a las 20.30 en la sala porteña El Tinglado para contar «una épica colectiva».

«Con Patricia queríamos contar un episodio de fuerza solidaria, y en 1888 encontramos un hecho histórico de resultado muy esperanzador, muy feliz, que nos pareció muy necesario para estos momentos, también para plasmar un espectáculo expansivo, alegre, festivo como es ‘Babel cocina'», expresó a Télam Rita Terranova.

Magia, humor, música y emoción conjuga esta comedia que presenta a 18 personajes, «cada uno con su propia historia y cada uno muestra una cara diferente de lo humano». Todos están retratados en un momento político particular de la historia argentina.

«Los hay de distintas procedencias, geográficas, sociales o culturales; una verdadera Babel de voces diferentes -apuntó la directora-. Los hay cómicos y dramáticos, muy realistas y otros mágicos, pero todos queribles, de aquellos con los que el espectador se identifica y quiere saber qué será de ellos en el final».

Además, la gran intérprete argentina, hija de la actriz Betis Doré y del actor Osvaldo Terranova, contó que algunos personajes que escribió Patricia Suárez están inspirados en el poeta argentino Evaristo Carriego, a los que describió como «criaturas entrañables, pero presentadas lejos de todo costumbrismo, de toda estampa de época».

La pieza que se ofrecerá los sábados a las 20.30 en la sala sita en Mario Bravo 948, superpone el hecho histórico real, el devenir de los personajes de ficción y la realidad de un elenco que los recrea desde el siglo XXi, varias tramas que se reunirán y resolverán en un final sorprendente.

Integran el elenco Claudia Cárpena, Gaby Barrios, Gabriel Schapiro. Gabriela Blanco, Susana Giannone, Hernán Cuevas, Pablo Rodríguez Albi, Leandro Cócaro, Renata Marrone, Luciana Ulrich Cárpena, Ana Clara D’Albenzio, Caro Gleser, Silvia Bek y Thelma Demarchi

«Babel cocina» recibió el Premio Banco Ciudad 2021, otorgado por esa entidad bancaria y el Complejo Teatral de Buenos Aires, y fue declarado de Interés Cultural por el Ministerio de Cultura de la Nación y tendrá funciones los sábados en la sala ubicada en Mario Bravo 948 -las entradas pueden reservarse a través de Alternativa Teatral-.

Rita Terranova debutó en teatro a los 14 años y a partir de allí se desempeñó en unas 70 obras, Como directora trabajó en «Otra vuelta de tuerca» de Henry James. (2004), «Prueba de Amor» de Roberto Arlt. (2015-2016), «Prohibido suicidarse en Primavera» de Alejandro Casona y «Papá querido», de Aída Bortnik (2018), entre muchas otras piezas, de las cuales también se hizo cargo de la adaptación..

«Me siento muy feliz, porque el resultado que estamos encontrando me deja muy satisfecha, y también porque hace tiempo que admiro a Patricia Suárez, y hace rato que planeábamos hacer algo juntas, y finalmente se dio.»Rita Terranova

La distinguida actriz dijo que atraviesa un feliz presente en su profesional: «Tengo la sensación de que empieza una etapa diferente en mi trabajo. No descarto seguir actuando, pero experimenté una cierta libertad muy grande en ‘Babel’, tanto en la escritura como en el trabajo de puesta, que me estimula mucho para proyectos futuros».

Télam: ¿Cómo vivís esta previa al estreno?

Rita Terranova: Con mucha alegría, con mucho entusiasmo. Somos un equipo grande, donde todos suman y aportan. Eso lo busque especialmente, porque una de mis intenciones fue recuperar cierto espíritu de lo que en su origen se llamó teatro independiente, donde la solidaridad, la pasión, la convicción, eran los motores principales de quienes se dedicaban al teatro. La notoriedad, el dinero, el reconocimiento, podían darse o no, pero sólo por añadidura, al menos en la generalidad de los que iniciaron aquel movimiento.

T: Si bien ya se te conoce por tu vasto trabajo como actriz y directora, esta comedia marca tu debut como co-autora. ¿Cómo te sentís en ese rol?

RT: Me siento muy feliz, porque el resultado que estamos encontrando me deja muy satisfecha, y también porque hace tiempo que admiro a Patricia, y hace rato que planeábamos hacer algo juntas, y finalmente se dio. Por otra parte, aunque es la primera vez que escribo para teatro desde la página en blanco, antes adapté varias novelas para la escena, que es también una manera de escribir.

T: ¿Cómo definirías el espíritu de este espectáculo?

RT: Me gusta decir que «Babel cocina» es un espectáculo generoso. Lo fue desde nuestra primera intención y con el correr de los meses de trabajo ha ido creciendo en profundidad, en diferentes lecturas, en la multiplicidad de recursos puestos en juego. Pero además «Babel Cocina# suma y superpone distintos estilos teatrales, tiene mucha música y mucho humor, bailes, efectos de magia, colores y aromas

T: ¿Qué lugar ocupa la música en «Babel cocina»?

RT: Ocupa un lugar decisivo. Siempre doy mucha importancia a la música cuando dirijo, porque la música tiene una capacidad enorme de trasmitir emociones, y en teatro, para mí, la emoción es fundamental. Utilizamos en «Babel» todo tipo de músicas, pero siempre con un sentido estrictamente narrativo, teatral. Me gustan los musicales, pero «Babel cocina» no es un musical, a pesar de la mucha música y bailes que trae: de Charlie Haden al vals criollo, del ska a Beethoven, de Gismonti a Chico Trujillo, o chamamé, música de circo, otro vals bastante siniestro, folclore chino y varias más.

T: ¿Cómo fue la experiencia de trabajar junto a Patricia Suárez? ¿Fue difícil llevar a escena esta obra diseñada como un relato dentro de otro en distintos planos narrativos?

RT: Trabajar con Patricia fue un placer. Una vez que nos pusimos de acuerdo en las primeras cuestiones, ella trabajó sola varias escenas, y cuando me las entregó empecé yo con lo mío, con total libertad, y siempre, siempre estuvimos de acuerdo en todo, hasta en el título. Babel es un espectáculo especialmente ágil y dinámico, muy fácil de ver, pero el montaje de tantas escenas y situaciones paralelas es bastante complejo, como un mecanismo de relojería. Los actores a veces son ellos mismos y otras son sus personajes, hay un presentador, un narrador omnisciente y un personaje más que comenta la acción desde fuera. Se deja ver muy fluidamente, pero para que funciones debe estar aceitadísimo, puesto en escena con enorme precisión. Es un trabajo especialmente estimulante.

Lo leíste en #Radio80sa.com

Abrir chat
Comunicate con nosotros!
Hola, en que podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: